Mario "Atómico" Boyé


· 1922 - 2012 ·
El delantero derecho Mario Emilio Heriberto Boyé nació el 22 de Julio de 1922 en el barrio de Colegiales, Ciudad de Buenos Aires. Comenzó a jugar al fútbol en la sexta división de Boca Juniors. El "Atómico" apareció con los mayores boquenses en 1942 y fue el goleador del torneo con apenas cuatro años de espera. Después pasó al Genoa de Italia, donde jugó con sus compatriotas Alarcón y Aballay. Se cansó de Italia y se fue a Colombia, donde no jugó porque la patria y la familia pudieron más. Sin consultar a nadie, hizo sus maletas y volvió a la Argentina para jugar en Racing.
En la Selección argentina también estuvo, participando de diecisiete encuentros, donde se destacó su gol a los ingleses en el mítico estadio de Wembley. En 1954 llegó a préstamo a Huracán, donde a cambio de su escasa calidad técnica demostró su remate potente y pujanza al momento de definir.
Era potente con los pies y con el cabezazo. Jugó en el Globito unos veinte partidos, que le sirvieron para anotar siete goles en 1954.  Al otro año ya estaba jugando nuevamente en Boca en lo que fue el tramo final de su profesión.
La asociación con la hinchada auriazul llegó a tal punto que le entonaron unos versos que rimaban: “Yo te daré, te daré niña hermosa, te daré una cosa, una cosa que empieza con Be... ¡Boyé!”.
Como director técnico condujo a Temperley, Tigre, All Boys, Deportivo Morón, Nueva Chicago y Newell’s Old Boys. Después trabajó en el rubro de confiterías y pizzerías. Murió a pocos días de cumplir los noventa años, un 30 de julio.

Trayectoria
  • 1941, Boca Juniors.
  • 1942, Boca Juniors.
  • 1943, Boca Juniors.
  • 1944, Boca Juniors.
  • 1945, Boca Juniors.
  • 1946, Boca Juniors.
  • 1947, Boca Juniors.
  • 1948, Boca Juniors.
  • 1949, Boca Juniors.
  • 1949-50, Genoa (Italia).
  • 1950, Millonarios (Colombia) y Racing.
  • 1951, Racing.
  • 1952, Racing.
  • 1953, Racing.
  • 1954, Huracán y Boca Juniors.
  • 1955, Boca Juniors.

BOYÉ
SEGÚN LA OPINIÓN ESPECIALIZADA DE...
"ALFO"
Vitalicio 550
"Un hombre identificado plenamente con Boca Juniors y con una época muy particular del país, Fue ídolo total en el club de la rivera, vino a Huracán cuando ya estaba 'de vuelta' retornando rápido a Boca. Así mismo, con sus siete tantos dejó su pequeña marca prestigiando la institución y alegrando a la barra quemera."